De mis sueños: In vino veritas

jueves, 12 de junio de 2008



Hace falta un lugar.

Hace falta un lugar en el que se pueda pasear la verdad, entre voces ahogadas por el alcohol y gargantas desgatadas por el cigarro.

Hace falta un lugar en donde el buen café, no esas tazas de tazas de agua pintada, sea servido acompañado de un acorde de sax.

Un lugar donde los burgueses arrepentidos se puedan encontrar con los proles progresistas.

Un lugar en donde se puedan gestar ideas, en donde pueda admirar un cuadro de Toulouse-Lautrec a la ves que escuchar a Shostakovich.

Pero... ¿En dónde podré encontrar ese parais intelectual y artistico?

¿En dónde encontrare el idilico barrio de Montmartre?

¡Ah! es que no hay otra forma, más que añorar por ese bar-cafeteria soñada, llena de humo, de vino, de finisimo café gourmet, intelectuales, artistas y buena música.

Llevo años añorando encontrar un lugar así, a donde llevar mi existencia bohemia a discutir y crear.

Pero hasta ahora, solo puedo visitar ese lugar en mis sueños, en mi locura, pero no me quejo, ahí puedo beber junto a Dalí y Bretón, frente a Nietzsche y al fondo de la habitación, el gruñon de Schopenhauer en un sillón coqueteando con Simone de Beauvoir... De repente Nietzsche golpea el piano con los codos, de nuevo esta peleando con Wagner y, entre pleito y pleito, tocan una pieza a cuatro manos, carente de ritmo, pues ambos pelean para imponer la armonía.

post signature

1 comentarios:

Elvira dijo...

Recuerdaaaaa tienes que crear un prostibulo especial para Sade sino donde voy a seducirlo agusto??? xDDD

oye... pense en lo de la cancion esa de la "amistad" que me pasaste de The wall ( espero que aun te acuerdes ¬¬) y creo que dejare de desconfiar tanto...

eXTReMe Tracker