Sociedad, Locura y razón

sábado, 10 de mayo de 2008


Este pequeño ensayo es un borrador que pretendo ampliar en un futuro no tan lejano, espero sus comentarios :P


Sociedad, Locura y razón



Josué Castillo Guevara





INTRODUCCIÓN

Estimado lector, permiteme darte la bienvenida a este texto, primeramente te informo cual es el plan, que he seguido para hacer este pequeño trabajo, que con el tiempo, pretendo ampliar y corregir.

La raison d'etre de este documento es plantear la importancia de las relaciones entre la razón, la sociedad y la locura para poder entender parte de nuestra contemporaneidad y es que estoy seguro de algo, la reacción de la sociedad y la razón hacía la locura no es algo que solo deba competerlo a los psicologos, a los psiquiatras y a los psicoanalistas, sino a todo aquél que pretenda hacer un estudio serio de nuestro mundo contemporaneo y desenmascarar los mecanismos de control y represión que corren bajo la fachada de las instituciones, pues no es solo la locura la que esta en discusión aquí, sino muchas otras cosas como la individualidad y el egoísmo.

La inspiración desde luego se la debo en parte a la obra “Historia de la locura en la época clásica” de Michel Foucault y por otra parte a una obra de arte de la música contemporanea, que no creo que sea necesario mencionar, pues su influencia se deja ver en los subtitulos de cada parte del texto

He considerado prudente dividir el texto en 4 partes, en la primera buscar una definición adecuada a lo que entiendo por sociedad represiva (o sociedad simplemente, a mi parecer, lo represivo es inherente a toda sociedad) y exponerlo con un par de ejemplos sobre sus métodos de acción.

En la segunda parte, plantear el tema de la razón y su forma de interactuar con la sociedad y la locura, en este apartado tengo especial interes en señalar la manera en la cual las instituciones de la sociedad hacen uso de la razón como una deidad para justificar sus actos.

En la tercera parte podrá encontrarse con un intento de definir la locura (intento, pues dudo de la posibilidad de conceptualizar a la locura) y de mostrar que la locura aun mora entre nosotros y que, aun con el pasar de los años y el supuesto gran avance de la sociedad, su tratamiento y la reaccion de la sociedad y la razón sigue siendo la misma que la época clásica que describe Foucault.

Finalmente la conclusión, la cual no me ha dejado satisfecho, sin embargo, prefiero dejar a su bueno juicio amigo lector si por lo menos tu servidor se ha acercado en algo al proyecto que se ha propuesto a lo largo del texto.

Finalmente quier aclarar que para este texto he escogido un lenguaje sencillo y “amigable” sin por ellos descuidar el contenido.



LA SOCIEDAD

After all we are just another brick on the wall



Tal ves suene un poco paranoico lo que propongo a continuación pero estoy seguro de que vale la pena intentarlo, vamos a tratar de ver a la sociedad como una estructura formada por instituciones y pensada como una prisión cuyo fin es controlar los deseos irracionales del ser humano; con el unico fin de mantenerlo bajo control, dócil, servil y sobre todo útil a los intereses de las sociedad y sus instituciones (las élites, los pocos, los elegidos), es decir, “normalizarlo” (o intitucionalizarlo que al final de cuentas es lo mismo) convirtiendo asi al hombre en una hombre-masa, haciendole perder su individualidad, su personalidad y haciendole creer que es libre, que tiene elección.



Todo esto se logra a traves de las instituciones que forman parte de la sociedad, para asi mantener en el poder a un puñado de hombres (las élites, los invisibles que estan detrás de cada institución y en la cima de “nuestra” sociedad) todo esto a costa de quien sea y de lo que sea (eso incluye, la salud mental y física de los individuos sobre los cuales pretenden tener un control total).



¿Suena paranoico? ¿Conspiranoico? Tal ves deberíamos revisar lo que Bentham dice acerca de su panóptico y veremos hasta dónde nos puede llevar el viejo proverbio de "piensa mal y acertaras"



Ver, controlar y así, dominar



Si se hallara un medio de hacerse dueño de todo lo que puede suceder a un cierto número de hombress, de disponer todo lo que los rodea, de modo que hiciese en ellos la impresión que se quiere reproducir, de asegurarse sus acciones, de sus conexiones, y de todas las circunstancias de su vida, de manera que nada pudiera ignorarse, ni contrariar el efecto deseado, no se puede dudar que un intrumento de esta especie sería un instrument muy enérgico y muy útil que los gobierno podrían aplicar a diferentes objetivos de mayor importancia.



La educación, por ejemplo, no es otra cosa que el resultado de todas las circunstancias en que un niño se ve. Velar sobre la educación de un hombre, es velar sobre todas su acciones, es colocarle en una posición en que se pueda influir sobre él como se quiera, por la elección de los objetos que se le presentan y de las ideas que se hacen nacer de él.



Pero ¿cómo un hombre solo puede ser bastante para velar perfectamente sobre un gran número de individuos?, ¿y aun cómo un gran número de individuos podrían velar perfectamente so bre un hombre solo? Porque si se admite como es preciso una sucesión de personas que se releven unas a otras, ya no hay unidad en sus intrucciones ni consecuencias en sus métodos.



Sin dificultad, pues, se confesará que sería una idea tan útil como nueva la que diese a un hombre solo un poder de vigilancia que hasta ahora ha superado las fuerzas reunidad de un gran número [...].

El panóptico, La Piqueta, Madrid, 1989



Jeremy Bentham

¿O soy yo, o estas ideas benthanianas son las que han sido usadas para la construcción y sustentación de nuestra bienpensada y politicamente correcta sociedad? Estimado lector, yo te recomiendo que juntos deberiamos tomar un poco más en cuenta las afirmaciones hechas previamente y contemplar la posibilidad que asi sea... pero tambien vamos a pensar en la posibilidad de que sea yo, quien movido por mis pasiones y deseos este cegado y por tanto, haya caído en palabras de error, entonces, ¿por qué las escuelas estan construidas como prisiones?, ¿Por qué habría de informar a los poderes del estado sobre todo lo que hago y dejo de hacer?, ¿Por qué tengo más cosas de las que necesito?, ¿No crees que valdría tomar en serio lo que dije hace unas lineas y permitirme mostrarte un par de ejemplos? Sere breve, para después poder discutir otros temas que no podemos, ni deberíamos, pasar por alto.



Domesticación y Consumismo

We don't need no education



Vamos a pensar en la educación, las instituciones educativas. La idea que nos venden desde el nucleo familiar es más o menos la siguiente simple: " uno estudia para ser una mejor persona, para aportar a la sociedad y ser alguien de provecho".



La instiuciones escolares siempre han navegado con esa bandera desde el kinder hasta la universidad, prometiendo que nos van a hacer mejores seres humanos, laboralmente diestros y socialmente responsables y de hecho, esas es su función y creo que si nos ponemos atrevidos, esas función tiene otro nombre, Domesticación. Al final, esto es a lo que se limitan las instituciones educativas, a la domesticación del animal irracional conocido como ser humano, sellar eso peligroso que hay en él, desarmarlo, quitarle sus colmillos, sus garras y darle forma... la forma del esclavo moderno.



Si esto que te he planteado estimado lector te suena lejos de ser viable y al contrario parecen los delirios de un viejo psicotico y paranoico, valdría la pena dar un repaso a la educación básica mexicana, especificamente quiero que recordemos a la educación secundaria que a mi parecer es uno de los mejores ejemplos que podemos tomar para ejemplificar a lo que me quiero referir.



Aun recuerdo ese fetiche del cabello corto, la camisa planchada con un bordado en el bolsillo indicando nuestro grado y grupo (recuerdas a Auschwitz), zapatos bien lustrados, puntualidad y disciplina era el pan de cada día en la Escuela Secundaria General Número 1: Enrique Herrera Moreno (Clave 30DES0024U), todo parecía funcionar como un reloj, todos habrían de estar en su lugar y a su tiempo, ser respetuoso y nunca faltar el respeto a la autoridad, que en este caso, sino eran los profesores eran los prefectos que rondaban todo el tiempo los pasillos y escaleras, las areas, los territorios estaban muy bien marcados, (demasiado bien diría yo, tan bien que por momento creo estar describiendo las barracas de un cuartel militar o los bloques de una prisión). El plantel estaba divido en areas de 1ero, 2do y 3er grado y en ningún momento nos era licito estar en un area que no nos fuera asignada, es decir, los chicos y chicas de 1ero en ningún momento les era permitido tener contacto con los de 3ro, esto solo era posible en un area que era común a los grados y eso era el patio principal, justo frente a la sala de maestros, la dirección y la zona de secretarias.



Diras amigo mió, ¿Es que no tenían voluntad para rebelarse en contra de tal autoritarismo? No, nunca lo hicimos, ¿La razón? El miedo, y eso es algo de lo que los maestros estaban muy concientes y además parecia que estaban muy bien entrenados en la forma de inflingirlo en nosotros a traves de ciertos métodos que han resultado muy efectivos (Sino, ¿Por qué razón seguirían usandolos hoy en día). Métodos que iban desde la famosa "libreta de reportes" hasta las inolvidables y sobrevaloradas pláticas de sexualidad de la O.V. (Orientadora Vocacional)



Estos sistemas eran simples, cada grado se dividía en grupos, a cada grupo se le asignaba un profesor asesor, cada asesor asginaba un jefe de grupo, este jefe de grupo se le asignaba una tarea, anotar todas las faltas que los alumnos cometieran en una libreta (la "libreta de reportes") que solo ella, los prefectos y el asesor podían leer, en estas hojas aparte de estar nuestros nombres indexados, tenía datos particularmente útiles para el asedio de los pacientes, tales como número telefonico y nombre de los padres o tutores y su respectiva dirección, en dicha libreta era anotado cualquiero comportamiento considerado ~anormal~ que despues era reportado inmediatamente con los asesores (o los prefectos), quienes llamaban al alumno a un salón en el cual el asesor o prefecto interpretaban muy bien su papel de juez y jurado, aprovechando cada vulnerabilidad posible en el paciento/alumno para lograr su cometido, simplemente, su normalización.



Por otro lado la O.V. (orientadora vocacional) era parte importante del show, recuerdo muy bien que despues de cierto día un alumno llevo un VHS con contenido inmoral (una grabación pornográfica de titulo “the perfect ride”) y este, a su ves, le dio la cinta a guardar a otro alumno, un compañero poco afortunado al que le revisaron la mochila en una “rutina matinal” de la “unidad táctica de prefectos de la institución”, este chico “canto” ante la amenaza de llamar a sus padres y delato a quien le confió la cinta, este chico fue directo a la oficina de OV, en donde fue reportado con sus padres, pidiendoles tambien que se presentaran de manera urgente a la institución, algo había que hacer con ese chico, esa conducta inmoral era “contra natural” e “inmoral” (pues según la OV el sexo tenía sola un uso, la reproducción y conservación de la especie,), a las preguntas de los padres sobre qué es lo que podrían hacer para “ayudar” a su vastago, la OV fue muy clara, al chico habia que canalizarlo con un neurologo para que ayudara a “normalizar y controlar la conducta” del paciente/alumno, que según la OV seguramente debía tener un problema neurológico que podría ser “tratable” (Amigo mío ¿Será que querían aplicar el “método ludovico”?)



El desenlace de este joven paciente/alumno es interesante, pero te aseguro que será más pertinente que te lo cuente en otro tema, por lo pronto te contaré que al final eso era todo, no eran necesarias amenazas, ni gritos, solo saber administrar la dosis correcta de miedo en el momento adecuado, no se necesitaban más que de los padres de familia y el asesor para hacer que la mayoría de los alumnos ~literalmente~ gritaran perdón ante las figuras representantes de la auturidad (los prefectos, los asesores y nuestra O.V. (Orientadora Vocaciona)) quienes por estos medios se aseguraban de “formar hombres y mujeres de provecho para el futuro de nuestro pais”



Si esto no es un ejemplo perfecto de domesticación, si esto no es un mecanismo diseñado para minar eso heroíco y rebelde que hay en nosotros los humanos, si esto no es una herramienta preventiva y correctiva, estimado lector dime ¿Qué otra cosa podría ser?







Money makes the world go around







Un ejemplo más antes de movernos a otros terrenos mi amigo lector, fijate bien en la forma de proceder de los medios de comunicación masiva, especificamente de esa caja tan popular que es la TV, ¿Puedes creer que un artefacto pensado para liberar a la gente a traves de la información haya terminado esclavizandola?



Esa famosa caja parece que tuviera un poder más allá del que puede llegar a tener un simple proesor o un lider religoso, para toda pregunta, ella nos tiene la respuesta y usualmente, es la correcta (¡Por que si esta en la TV debe de ser bueno!), ¿Quieres saber la diferencia entre el bien y el mal? Tienes la novela estelar en turno, ¿Necesitas un consejo? tienes la programación vespertina, ¿Quieres saber qué pasa en el mundo? No busques más, tienes el noticiero de en la noche... todo en bandeja de plata para que no busques más... ¿Para cansarte buscando? Todo viene procesado y listo para digerir.



Amigo lector tal ves cansado de mis burlas me dirás “deja de divagar Castillo y ve al grano ¿A dónde quieres llegar?” Así que trataré de no dar más vueltas y derramar tinta inútil sobre el asunt, trataré de ser más concreto con mi ejemplo, asi que por favor, no desesperes.



Estaras de acuerdo conmigo en que la TV es como una fabrica y a la ves una vendedora de sueños, nos muestra a los lugares que podríamos aspirar, nos muestra los productos que deberíamos comprar, los discos que deberíamos comprar, la ropa que deberíamos usar, pero, ¿cómo lo hace? Aquí viene el “Dark Side” de esta institución, la TV no nos muestra los productos, en el sentido de solo exhibir, sino que nos enseñan a desear, no por que sea útil o necesario, sino por satisfacer nuestra necesidad de estatus social y nuestros deseos más profundos y oscuros.



Piensa, amigo lector, en uno de los comerciales de una famosa marca de cigarrillos, un cowboy con algunos años encima, unos biceps de acero, una barba partida y esa piel bronceada por el sol del atardecer, montado en un bravo corcel negro, ese hombre tan viril de repente disfruta de sus cigarrillos mientras una voz profunda anuncia la marca, ¿Qué es lo que la compañía te esta vendiendo? ¡Desde luego que no un simple cigarrillo! Te estan vendiendo virilidad empaquetada.



Podríamos poner más ejemplos pero todos desembocarían en lo mismo, más que vendernos un producto, los publicistas, a traves de la TV le ponen precio y le dan forma a nuestros deseos más profundos. Hoy en día puedes comprar virilidad empaquetada o en su ferrari, ¿Quieres status? Compra un ipod de más de 80 gigas, ¿Quieres aceptación social? llevatela en forma de sixpack, ¿Quieres autoestima? Te vendemos un paquete super ecónomico de depilación lasser permanente, ¡solo llama ya!



De esta forma, manipulando a las masas a traves de sus emociones, imponiendo canones de belleza, ideales en la forma de vivir, es como la TV es la principal arma de la instituciones que a mi parecer son las más poderosas en nuestra sociedad, las corporaciones, pero ese árbol da suficiente leña como para otra narración, y es un tema lo suficientemente digno como parar dedicarle algunas hojas, es una lastima amigo mío que en estos precisos momentos no sea mi intención hacerlo, pero podría darte una pista sobre como estas corporaciones han logrado tanto poder, Edward Barneys, el sobrino de Sigmund Freud.







LA RAZÓN







Mi amigo lector, aquí me encuentro en un pequeño problema, aquí es donde más me es difícil expresarme y te dire por por qué.



Simplemente nunca he tenido en buena estima a la razón, bueno, por lo menos no a la manera de Platón, de los idealistas, incluso, pienso en la razón como aquél viejo alienado del relato de Foucault, aquél que estando desnudo, cree estar vestido de purpura y ser soberano.



¿Que por qué no tengo en tan alta estima a la razón? Por que todo proyecto que se ha propuesto hacer de la razón la capacidad “suprema” del ser humano ha fallado, por que la intención de reducir la totalidad del ser humano a meros procesos concientes y por ende razonables ha fallado, por que el ser humano, el hombre de carne y hueso, no solo usa su razón, tambien tiene su voluntad y sus instintos, que siempre o casi siempre estan en discordía con la razón.



¿O es qué tu crees que seamos animales racionales? Suena bello, pero no lo creo así, tengo la intuición de que detrás de cada razón hay una voluntad misteriosa, una que no se deja ver tan fácilmente, que permanece oculta, atrincherada, de hecho, me atrevería a decir que la razón es un arma de “eso” que permanece oculto, “eso” que nos determina muy por encima de la razón, tristemente, parece que la libertad es inpensable en estos terminos tan deterministas, al fin y al cabo, nadie dijo que la realidad sería fácil de aceptar ¿no lo crees?.



¿Crees que podríamos decir que la real es razonable y lo razonable es real? ¡Afirmar eso me parece el equivalente a estar embriagado por la misma razón! Esos son vestigios de tiempos antiguos y debemos aceptar que nos hemos equivocado, reivindicar a la vida y la voluntad en el lugar que merecen, si bien no encima de la razón, si a la par.







¿Qué no eres razonable?







Querido lector, ¿crees que deberíamos de sorprendernos que la sociedad y sus instituciones apelen a la razón como una herramienta normalizadora, siendo que ellos mismo la usan de poco a nada? No lo creo, algunos son más testarudos que otros, y creeme, aquellos detrás de las instituciones y la sociedad son de los más testarudos que podrías encontrar.







Y para muestra solo hace falta poner atención y podremos llegar a ver como esta sociedad aplica su poder a traves de una institución que es poderosisima, claro, menos que las corporaciones pero aun asi, muy útil para fines propagandisticos y punitivos, la institución de la que estoy hablando es un nuevo ídolo, se llama Ciencia (así, con mayuscula al principio y nunca debes usar su nombre en vano), este nuevo ídolo, sustituto a veces de la palabra de Dios, se apoya en los supuestos de los que te hable hace no mucho de que la razón puede explicarlo todo, de que la realidad se puede procesar mediante ecuaciones y se nos presenta lista para digerir en forma de datos matematizables y fácilmente aprehensibles para los cultivados en los misterios del Dios Ciencia.







Pero, aunque lo parezca, la ciencia a pesar de todo ese renombre que le da la sociedad bienpensante no tiene autoridad si no le es otorgada por otras instituciones, hay intereses detrás de ella (no necesariamente racionales) que usualmente determinan los resultados, me refiero a condicionantes sociales y politicas (situación que queda demostrada en una obra de Michel Foucault de la que te hablaré más adelante).







Hablemos pues de una ciencia especifica, en la que es más fácil ver la influencia de las instituciones represivas, la ciencia psiquiatrica. Y para serte sincero amigo lector, tengo que confesarte que desde el principio de estas hojas quería llegar hasta aquí, todo debido al descontento que me provoco aquella raquitica conclusión de “la historia de la locura en la época clásica” de Michel Foucault.







Te comento que la obra es mágnifica, el proyecto de Foucault implicó un esfuerzo olimpico, recabar información precisa, bucear en bibliotecas, buscar fechas, nombres, lugares, estudiar las costumbres, las condiciones sociales y economicas por las cuales se daban tales o cuales situaciones y discursos, buscar las causas ocultas que tenían quienes discursaban, Y Foucault lo logra, logra ahondar en un tema a mi parecer interesante, ciertamente pudo haber escrito más, pero hacerlo hubiese sido solo presumir de erudición, la obra asi como nos fue legada es casi perfecta, ¡Pero ese final! ¡He estado frustrado por semanas a causa de ese final!, ¿Cómo es posible que un libro que logro engancharme de principio a fin, que logro despertar en mi esa curiosidad que no sentía desde el Zarathustra pudiera darme un final tan vacío?







Con todo lo que Foucault nos revela en su obra pudo haber acusado a las raices de la ciencia médica como complices de represión, pudo haber acusado a los gobernantes de usar a la ciencia médica como pretexto para deshacerse de sus oponentes politicos, pudo acusar a la sociedad clásica de barbara, de hipocrita, pudo haber sido más energico, haber desenmascarado a las fuerzas morales y opresoras detrás de la ciencia, no solo de la médica, sino de la ciencia en general... Pero no lo hizo; No por esa razón, por ese pequeño error (tal ves voluntario) quitemosle merito al francés por legarnos un documento que es valiosisimo.







Y creo que quien haya seguido a Foucault a traves de las páginas de su historia de la locura estara de acuerdo conmigo al concluir que la ciencia médica es una herramienta de represión que busca la normalización y la exclusión de todo aquello que no queda dentro de esta normalización moralizadora, de ahí que sea esta ciencia que haya declarado enfermedad mental a todo aquél hombre inmoral, al mendigo, al cínico en su tonel, a aquél inconforme con el proceder de la sociedad, aquél que reclamaba la restitución de su cuerpo a traves del hedonismo, todo lo politicamente incorrecto caía en el saco de la enfermedad.







¿Qué hacía la ciencia médica con esos pacientes?, ¿Tratarlos? No, ¿Para qué molestarse? Solo era necesario el encierro, confinar al loco, al inmoral, al cínico al olvido y el encierro... Hasta que se les ocurrio que el trabajo “dignificaría” a los enfermos mentales... y así, nacieron las workhouses cerca de los hospitales mentales, ahora la curación consistía en hacer del enfermo un peón, un esclavo, un trabajador perfecto. ¿Y los que no podían trabajar? Estos hospitales podrían ser los precursores de los freak show, por una modica suma podrías entrar al hospital mental y ver el espectaculo del horror, de la carencia de razón, ver a los desdichados gritando y haciendo monerías... Así es como la ciencia médica hizo de la enfermedad mental el pretexto para encerrar a cualquier miembro indeseable de la sociedad, a volverlo dócil y útil, a arrebatarle toda su dignidad y prácticamente venderle al mejor postor, ¿No es este proceder el de la sociedad en general? No es el rechazo de lo “raro” de lo “anormal”, es decir, de lo que no es digerible por la sociedad, el proceder común, el de todos los días? Tomemos como ejemplo al chico de la escuela, ¿Cómo soluciona la institución educativa la conducta inmoral de un paciente/alumno? Simple, mandandole al neurologo, que le medique y que lo prepare para ser digerido por “la máquina”.







LA LOCURA

Crazy, toys in the atic I'm crazy







La locura no existe, hoy en día hemos sustituido esa palabra por el nombre del padecimiento del cliente”, esa fue la respuesta de un buen amigo mío, estudiante de psicología, cuando le pregunte por cómo veian en su ramo la naturaleza de la locura, sin embargo, creo que tengo que diferir en mucho con el, creo en la existencia de la locura, creo que sigue existiendo, pero en una manera diferente. ahora no hablamos de locos, hablamos de sociopatas, de autistas, nombramos de mil y un maneras a aquello que nos aterra, la diferente, aquellos que no encajan en la sociedad, esa Gran Maquina, que devora al individuo, que mina su individualidad y busca hacerle esclavo.



Aqui es donde considero pertinente retomar aquel ejemplo que cite en el apartado de la institución educativa



Despues de la reprimenda en la institución y haber sido traicionado por sus compañeros, aquél chico se aislo de los demás, demostraba pocas habilidades sociales, no tenía muchos amigos, usualmente se la pasaba solo, si acaso con uno o dos amigos, nunca más, nunca fue popular entre sus compañeros, mucho menos entre los profesores, el chico era muy testarudo, fue reportado muchas veces más, una ves llevo un libro del Marqués de Sade a los circulos de lectura, cosa que le costo reporte, era asiduo a escuchar metal cuando sus demás compañeros escuchan pop, no encajaba en ningún grupo, se revelaba contra sus profesores, pues en muchas ocasiones el sentía que sabía más que ellos, incluso tenía la osadía de corregirlos, cosa que le costo muchos reportes, y además tenía tendencias al ateísmo. En estos momentos me gustaría decir “Como la sociedad ha avanado bastante desde la época clásica de la que nos habla Foucault, este chico fue aceptado en la institución como un acto de aceptación de la diversidad humana” desgraciadamente, no, hoy en día tratamos a los ~raros~ como antaño se trataban a los locos, muestra sta este ejemplo, a este chico le expulsarón de su institución, incluso, le ofrecieron cambiar todas sus calificaciones a manera de que en su boleta se viera un promedio de aprovechamiento sobresaliente, todo a cambío de que aceptara irse de la institución, simplemente sería borrado su paso por ella. Dime lector, ¿No es esa una de las formas de proceder de la prisión o el hospital mental que Foucault denunca en su obra?, ¿Seguir usando estos métodos no es prueba de que las instituciones no han cambiado en sus técnicas de punición?

*





¿Qué pretendes decir? me preguntaras lector, y es que tal ves no he sido muy claro, pero voy a intentarlo, lo que te quiero decir amigo mío, es que la locura persiste a traves de los tiempos, solo cambia de nombre, pero el juego es el mismo, si no es “curable” debe ser reprimida y olvidada, hacer como si no hubiese pasado y seguir de largo con nuestras vidas, las manifestaciones de libertad que no le agradan a los colectivos son locura para ellos y su modo de represión, sigue siendo el mismo, el confinamiento, ¿Quieres seguir pensando en progreso humano?







Conclusión



Outside the wall



Amigo lector, despues de este pequeño viaje espero haber sido buen compañero y a la ves capaz de cumplir con mi empresa, mostrarte que entre sociedad, razón y locura hay un relación muy estrecha, que interactuan una con otra constantemente, y que esta relación de ninguna manera es estatica, sino todo lo contrario, es muy dinamica y que a mi parecer una no puede existir sin la otra.







¿A qué me refiero con eso? La locura se me presenta a mi como un producto social, como una psicosis que se presenta como producto de las necesidad contranaturales que nos quieren imponer las instituciones, como son el consumismo y los valores de la sociedad, pero sobre todo, esa imposición de la razón como la máxima virtud del ser humano y siendo el humano un animal más visceral y volitivo que racional, se produce una batalla entre razón y voluntad.

Si esto fuera así, ¿Por qué la insistencia en imponer la razón sobre las demás capacidades humanas? Por que a mi parecer estimado lector, y no sé a ti que te parezca, lo que la sociedad y las instituciones entienden por un hombre racional es un nombre tranquilo, que hablará mucho pero que en ningún momento representara un peligro real para el poder de la sociedad y las instituciones, pues, al funcionar estas como un panópticon, pretenden tener un control absoluto sobre la información, sobre el conocimiento/poder que recibimos en nuestra educación básica... es decir, el proceso de domesticación.

Por el contrario, un hombre que no tenga a la razón como su máxima capacidad, que contemple a los instintos como aquellos que es más puro y autentico en el será una persona más explosiva, será un “salvaje” un “loco”, esos hombres serían el verdadero peligro para estas sociedades y sus instituciones.

Estoy seguro de que en ningún momento se ha exagerado con la compración entre el panópticon y las sociedades modernas, al contrario, creo que le viene como anillo al dedo, creo que eso queda demostrado con los ejemplos que he expuesto, como esta sociedad esta alerta todo el tiempo, esta pendiente para localizar a esos miembros ~anormales~ y ~peligrosos~ y suprimirlos de manera inmediata, ya sea por la fuera bruta-policiaca-militar, ya sea por la influencia familiar o de las demás instituciones.

Querido lector, despues de todo el recorrido, podrías o no estar de acuerdo conmigo, pero siendo sincero considero que lo que menos importa aquí es la conclusión, ¿Por qué razón entonces escribes todo esto? podrás decir, por una simple razón, por que debemos de traer a discusión, replantear los problemas que aquejan el mundo en el que vivimos, si no estamos de acuerdo en algo, lo menos que podemso hacer es denunciarlo, replantearlo, abrir el debate, darle la importancia que merece, en este caso, en las condiciones que se encuentra tu servidor, lo más que puede hacer es ocupar su teclado y su pluma para tratar de despertar en otros el interes que el tema desperto en mi, a pesar de que en estos momentos estoy dudando de que la palabra escrita sea la mejor forma de acción, quiza sea hora de que usemos otros medios para hacernos escuchar y recordarle al mundo que 1984 no fue pensado como un manual de instrucciones.





¡BRING DOWN THE WALL!





* Estimado lector, te informo que el destino de el chico no fue tan trágico como los que describío Foucault, pero después de haber sido expulsado de esa institución fue expulsado de dos bachilleratos, pero despues de todo, el chico ahora estudia filosofía en la Universidad Veracruzana ;-)


post signature

2 comentarios:

carlimp dijo...

me gusto mis opiniones dudas y comentarios ya te los di por el msn aunque tiene algunas faltas de Hortografia pero nade es perfecto solo chuck norris

Elvira dijo...

yo te recomendaria que lo hicieras mas reducido en cuanto a la publicacion... osea, escribe todas tus ideas de una vez pero a la hora de hacer los posts dividelos como capitulos de un libro, por ejemplo un post por segmento, osea tres posts... asi es mas facil de tolerar para los mortales tanto termino filosofico... saludooos

eXTReMe Tracker